Estudiantes UCA destacan en competencia internacional de arbitraje

13
Margarita Moreno
20/05/2019

Michelle Cerén y Abel Canales, estudiantes de la Licenciatura en Ciencias Jurídicas, participaron en la VI Competencia de Arbitraje Internacional de Inversión, realizada en Bogotá, Colombia, del 8 al 12 de abril. La actividad fue organizada por el Grupo de Investigación en Contratación y Resolución de Controversias Internacionales de la Universidad Externado de Colombia, el American University Washington College of Law, la Asociación Latinoamericana de Arbitraje y el Centro de Arbitraje y Conciliación de la Cámara de Comercio de Bogotá.

En el concurso se realizaron simulaciones de un proceso arbitral sobre un caso hipotético de conflicto en el mercado energético europeo entre un inversionista y un Estado. Las audiencias de la competencia duraban entre dos y tres horas, y cada participante tenía trece minutos para exponer sus ideas.

En la etapa preliminar, el equipo conformado por Michelle y Abel se enfrentó a universidades de Perú, Chile y Estados Unidos. De los 16 equipos, clasificaron ocho; entre ellos, el de nuestros estudiantes de Ciencias Jurídicas. “Generalmente, eran dos o tres personas para cada rol, inversionista y Estado. Nosotros solo éramos dos y ejercíamos los dos roles. La gente nos veía allá y nos preguntaba asombrada si nosotros dos habíamos hecho todo; habían equipos como el de Argentina que eran doce o el de Colombia, de diez”, cuenta Abel.

Abel y Michelle, estudiantes de la Licenciatura en Ciencias Jurídicas (Foto: Departamento de Ciencias Jurídicas)

Alcanzaron la semifinal de la competencia luego de vencer a la Universidad Externando de Colombia. El pase a la final no fue posible. Sin embargo, Michelle y Abel posicionaron a la UCA entre las cuatro mejores, junto a la Universidad de Houston (Estados Unidos), la Universidad Monte Ávila (Venezuela) y la Universidad Católica San Pablo (Perú). Además, ganaron el premio a Mejor Memorial [texto] de Contestación de la Demanda del Estado. Este reconocimiento fue entregado tras recibir la más alta puntuación entre 21 universidades.

Al valorar la experiencia, ambos destacan el trabajo en equipo; el apoyo de los docentes, quienes les asesoran y acompañaron en todo momento; y los conocimientos adquiridos en la Universidad. Si bien las asignaturas de derecho de inversión y arbitraje no se imparten en la carrera, las bases de derecho administrativo, constitucional y mercantil, por ejemplo, les proporcionaron herramientas que, sumadas a la investigación que hicieron del tema, resultaron decisivas.

“La Universidad nos ha dado los insumos. Durante la carrera, te enseñan también a ser autodidacta, no es que todo nos lo dan. Uno de los enfoque en el aprendizaje siempre ha sido la investigación. Eso nos sirvió bastante”, afirma Abel. “Estando en Colombia, nos enteramos que otras universidades iban a cursos especializados de arbitraje y derecho de inversión para participar en la competencia [...]. Nosotros vimos los frutos de todo lo que leímos e investigamos. Me impresioné de nuestra evolución, pues empezamos de una manera y al final teníamos mucha seguridad”, complementa Michelle.

Representar a la UCA, dicen ambos, fue un gran compromiso. “Sentía mucha responsabilidad de poner en alto a la Universidad y al país. Porque, al final, nos llaman como UCA, pero también éramos ‘los de El Salvador’. Era un compromiso grande, pero también un orgullo”, dice la joven. “Íbamos con la idea de que nuestra participación fuera relevante y estábamos buscando llegar lo más alto posible. Cuando mencionaron a nuestra universidad como semifinalista, fue una gran emoción”, cuenta Abel.

Michelle hace énfasis en la seriedad con la que afrontaron la competencia. “Teníamos un compromiso de equipo y un objetivo. Nada nos costaba, estando fuera del país, desconcentrarnos. Pero estuvimos todos esos días trabajando y estudiando. Esto, a veces, la gente no lo ve, pero atrás de esto hubo desvelos, estrés y aflicción. El ejercicio nos llena de confianza para la vida”.

Actualmente, Abel se encuentra en proceso de graduación y Michelle cursa el último año de la carrera. De su paso por la UCA, reconocen el compromiso de muchos docentes. En palabras de Michelle: “Hay un interés genuino porque los estudiantes aprendan. Y también hay muchos profesores con vocación de servicio, que tienen un método de enseñanza horizontal: uno no siente una barrera de jerarquía y se practica el modelo de aprender con el maestro, no del maestro”.

Abel espera incorporarse al equipo de instructores, para algún día dar clases en la UCA y formar a nuevos profesionales. Los temas de especialización que le atraen son los medios alternos para la resolución de conflictos y el derecho tributario y financiero. A Michelle le apasionan muchas áreas jurídicas, pero sobre todo los derechos humanos y la investigación. Su sueño es litigar en la Corte Interamericana de Derechos Humanos. “Después de esto que hicimos [en la competencia] no siento que haya algo que no pueda hacer”, dice. A lo que Abel agrega: “Con esfuerzo y determinación se puede lograr lo que se quiere”.

Lo más visitado
1
Maria574080565
22/07/2019
18:47 pm
Felicidades Jovenes talentosos
0 3 0