El costo de la globalización en Centroamérica

2
Rocío Fuentes
21/04/2008

El agotamiento extremo de los recursos naturales, el calentamiento global, la ampliación de la brecha entre lo urbano y lo rural, la reconfiguración de las fronteras, y los crecientes procesos migratorios son fenómenos actuales propiciados por la lógica económica de los últimos años: la globalización capitalista. 

ARCHIVOS RELACIONADOS

ico 48ee965688677confglobalizacioncaparte2.mp3
ico 48ee963ac8c54confglobalizacioncaparte1.mp3

En el marco de este contexto, Mario Rodríguez, catedrático de la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad de San Carlos de Guatemala, habló sobre los "Modelos económicos centroamericanos: su impacto en el tipo de organizaciones sociales en la región centroamericana". En la ponencia, el especialista resaltó cinco puntos esenciales: el desarrollo histórico de Centroamérica; el Mercado Común Centroamericano; el proceso de crisis-guerra-revolución-contrarrevolución del istmo; Esquipulas I y II; y la globalización.  

Para Rodríguez, esta última describe una realidad diversa, amplia e inmediata. Se identifica con la economía, pero también abarca aspectos políticos, sociales y culturales. Para el guatemalteco, dos procesos están relacionados estrechamente con la globalización. El primero, la internacionalización, definida como una dinámica que se manifiesta a través de los Estados-nación y la relación que se establece entre ellos; y el segundo, la mundialización, caracterizada por la primacía de ciertos valores en el ámbito de la sociedad-mundo.

En nuestra región, la globalización es sinónimo de "las transnacionales". Estas empresas son el símbolo más palpable del mundo global. De hecho, una de las características de la globalización económica es la entrega de recursos a las grandes empresas. "Lo que más peso tiene ahora son las transnacionales, no los gobiernos", aseguró el economista. Rodríguez explicó que una de las causas de las muchas desigualdades es el "modelo Wal-Mart": "(Esta corporación) lo que hace es exigirle a sus proveedores que le den una rebaja sustancial en los precios de venta, pues (...) pretende ofrecer la mayor cantidad de productos a menor (...) precio para (...) lograr ser competitivos".

Pero brindarle precios bajos al consumidor trae consecuencias para los empleados de la propia empresa, y de las que siguen su modelo. "Para lograr ser competitivos, se reducen los beneficios sociales y el salario de los trabajadores. No puede haber otra manera de bajar los costos del producto que bajando el costo del trabajo". Para muchos centroamericanos "es mejor tener un mal salario, sin prestaciones, que no tener trabajo", apuntó Rodríguez.

Además, en ese marco de competencia, las pequeñas empresas tienen pocas oportunidades de salir avante, pues no pueden disputarle terreno comercial a las transnacionales.

La conferencia se llevó a cabo el 18 de abril, en el auditorio del ICAS, como parte de la materia Comunicación y Organización de la Licenciatura en Comunicación Social. 

Lo más visitado
0